Protege tu Cabello de las Decoloraciones

Protege tu Cabello de las Decoloraciones

Una buena parte de lo distintos looks que puedes usar en tu cabello lleva consigo un

daño que debe ser tratado de manera cuidadosa para alcanzar los resultados. Uno de los principales males que puedes hacerle a tu cabello una vez que decides dejar tu tono natural es la decoloración.

Gracias a ella puedes obtener resultado memorables pero, fácilmente también puede convertirse en tu peor pesadilla. La mayoría de las mujeres han sufrido en algún momento por una mala decoloración que seguramente las obligó a cortar una larga parte de una cabellera.

 

Del tono negro al tono rubio, ¿Cómo funciona?

En primer lugar se debe  alterar la cutícula, que es la capa externa del cabello. Las escamas se abren para que el producto decolorante penetre  y actúe en el interior del cabello.

Esto, permite al agua oxigenada penetrar en la raíz  de tu cabello para extraer el color de los pigmentos. Dependiendo de la concentración del agua oxigenada de cada decoloración, se  aclarará más o menos los pigmentos naturales de tu cabello.

La decoloración del cabello consiste en extraer el color del cabello. Se debe retirar tanto color sea necesario par aplicar el nuevo tinte y obtener el color deseado. Así que si estás tratando de pasar de tu tono oscuro a uno mucho má claro, la decoloración e ideal.

Se trata de un proceso invasivo y de alto  cuidado, por esa razón las decoloraciones se realizan estrictamente de manera progresiva. Si tu cabello es color negro no se puede convertir en rubio de una sola vez.

Tu cabello atravesara por un par de decoloraciones con intervalos de descanso hasta que finalmente llegues al tono necesario para conseguir el color deseado; así es, todo un proceso.

Ese hermoso pelo blanco al mejor estilo de la cruel mujer de “Hunger Games”  seguro llevó a cabo un proceso de decoloraciones.

Sin embargo, es bastante posible realizarle a tu cabello una hidratación completamente saludable. Existen una serie de tips y detalles que te dejaran hermosa sin perder tu cabello en el intento.

Presta bastante atención y no dejes de lado ninguna de estas recomendaciones. También puedes compartirlas con tu estilista, de manera humilde, no esta nada mal proteger tu cabello.

 

Sí, leíste bien: tu estilista, y allí está la primera  y más importantes de las recomendaciones…

  • Acude a un profesional. Muchas mujeres deciden realizarse ella mismas una decoloración porque lo consideran una tarea fácil.

La labor, nunca va a ser mejor realizada que en las manos de un especialista que esté seguro de los procesos adecuados para tu cabello.

  • No decolores tu cabello si este ya se encuentra dañado: Lo peor que puedes hacer es practicar una decoloración en una melena reseca y quemada.

Cuando se realiza una decoloración de cabello en hebras maltratadas, no existe la posibilidad de obtener un cabello bonito.

Si quieres cambiar tu tono de cabello por uno más claro y tu cabello no está en las mejores condiciones, entonces espera. No te apresures a hacer cambios que arruinen tu apariencia en vez de mejorarla.

 

Cuidados Previos:

Si ya decidiste practicar esa decoloración en tu cabello, entonces prepara tu melena, sí es posible, con estos tip tu cabello  asimilará mucho mejor el cambio.

 

Aceites e Hidrataciones:

Aplica una mascarilla 1 o 2 veces por semana.. Puedes hacer una mascarilla en casa mezclando cualquier proporción de aceite de coco, aceite de oliva, yogur, miel, plátanos, aguacate y huevo.

Haz una  mezcla homogénea y aplícatelo sobre el cabello limpio y seco durante 30 minutos. Este proceso también es adecuado para realizarlo después de la decoloración.

Si lo tuyo son los aceites, debes saber que el aceite de coco le da fuerza a las proteínas de tu cabello.

Los aceites de aguacate y de argán también son esenciales. Aplica un poco de alguno durante una semana previa, en compañía de un gorro y ya verás los resultados.

 

El peróxido adecuado:

Hacer uso del producto adecuado y por el tiempo preciso también es vital en este proceso

Muchos de los desastre de decoloraciones que conocerás se deben a que hubo un exceso de tiempo de exposición al producto.

Es importante que se use un volumen de peróxido adecuado dependiendo de las características del cabello. Entre más alto es el volumen, más fuerza de aclaración tiene.

Es recomendable trabajar con peróxidos de 20 o 30 volúmenes para proteger el cabello.

 

No olvides revisar  constantemente el proceso

Cada melena  es distinta, debes considerar todos los factores que pueden afectar el trabajo. Es recomendable revisar cada 5 o máximo 10 minutos tu decoloración debes fijarte en la textura y el nivel de aclarado.

Sin duda alguna, toda persona quiere lucir siempre un cabello maravilloso y para esto a veces son necesarios los cambios de look. Sin embargo, recuerda siempre ser lo más prudente posible, pues algunos cambios son irreversibles.

 

Con estas recomendaciones ahora conoces más sobre este proceso y podrás estar bien preparado para afrontarlo… ÉXITO.

Share this post